Ir al contenido principal

Entradas

El catalán errante

Entre los juristas, la dogmática alemana ha sido tradicionalmente un referente. Sin embargo, también en Alemania hay malos, incluso, muy malos juristas. El mejor ejemplo es el Auto de 12 de julio de 2018, de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Schleswig-Hostein.

Rudolf von Ihering (1818-1892), el gran jurista alemán, publicó un opúsculo titulado “la lucha por el Derecho”. Su tesis conclusiva fue “la lucha es el trabajo eterno del Derecho. Si es una verdad decir: “ganarás tu pan con el sudor de tu frente”, no lo es menos añadir también: solamente luchando alcanzarás tu derecho. Desde el momento en que el Derecho no está dispuesto a luchar, se sacrifica”.



Es la lucha por hacer cumplir el Derecho; que gane frente a la arbitrariedad y los abusos. En esa tarea, también, moral, tiene que toparse con los obstáculos, incluso, de jueces ignorantes y prejuiciados. La lucha no puede decaer; el empeño es, además, un deber, del que habla Ihering.

En la lucha, el Derech…
Entradas recientes

Sánchez y Torra según Campoamor

“En este mundo traidor / nada es verdad ni mentira / todo es según el color / del cristal con que se mira”. Ramón de Campoamor y Campoosorio (1817-1901) nos ha legado este famoso poema. 
Tradicionalmente ha sido interpretado como la expresión del subjetivismo, incluso, de la arbitrariedad. Cuando se produce en el ámbito de la Administración, algunos la llaman como la “Ley Campoamor”.

Hoy, en cambio, hablaríamos de lo que los sociólogos, entre otros, denominan el “marco de referencia”, el “frame”.

El color de nuestros anteojos condiciona lo que vemos; el marco cumple la misma función. Es la metáfora que sirve para expresar lo que Lakoff designa como el “inconsciente cognitivo”.

Asumir y participar de ese “inconsciente” determina el cómo se analizan y valoran los acontecimientos; también los políticos. El marco delimita y condiciona qué es lo que vemos, cómo lo vemos y, sobre todo, la respuesta que nos merece.

Es, en definitiva, el “color del cristal” de Campoamor el que difumina o hace…

Independencia como dependencia

La batalla política por el control de la RTVE nos ofrece la muestra más descarnada de los límites de la independencia de nuestros organismos públicos.

Tradicionalmente, entre autores, políticos y legisladores, la gran preocupación ha sido establecer un régimen jurídico que garantice la independencia de organismos como la Corporación de RTVE, así como de los denominados organismos reguladores, o más generalmente, las autoridades administrativas independientes.

La preocupación, casi obsesiva, es cómo “separar” a estos organismos de la intervención del Gobierno. Así, se establece que la remoción de sus consejeros sólo puede producirse de concurrir algunas de las causas tasadas. Una inamovilidad material que debía garantizar que los consejeros podían decidir sin la amenaza del cese.

La independencia de los reguladores debía, a su vez, asegurar que sus decisiones sólo debían obedecer a criterios técnicos y no políticos.

El mensaje es claro: la política es peligrosa. Si, además, está “armada…

RTVE: alegoría del bipartidismo

RTVE es un clásico del bipartidismo. La primera medida que el Gobierno socialista ha adoptado ha sido la modificación, vía Real Decreto Ley, del procedimiento de elección del consejo de administración y de su presidente.

Es, según parece, el problema más importante; el que no puede esperar, ni tan siquiera a que las Cortes aprueben las normas del concurso para la provisión de las plazas de consejeros y presidente de la Corporación.

Todos los informes coinciden en que el consumo diario de televisión (audiencia) va decayendo, progresivamente, a la par que se va “centralizando” en dos grupos de población: las mujeres (243 minutos de promedio diario) y los individuos de más de 65 años (351 minuto de promedio).

Precisamente, los dos grandes partidos tienen concentrados sus votantes en los de más edad. A grandes rasgos, los jóvenes se orientan mayoritariamente hacia las fuerzas emergentes, mientras que los mayores de 64 años a los partidos tradicionales.

Controlar la RTVE es una forma de ac…

Recuperar el pasado

¿Es posible recuperar el pasado? Una pregunta retórica que la Física responde con un no, pero que la Poesía, responde, con un tal vez, y la Política con un sí, según convenga.

Se vuelve a recuperar la “Memoria histórica”; se vuelve a hablar de Franco y de la dictadura franquista. Y se hace desde el Gobierno.

En cualquier momento esperamos al Arias Navarro de turno anunciándonos: “Españoles, Franco está … vivo”.

La Ley 52/2007 no se llamaba de Memoria histórica. Era otro el eufemismo. Se titulaba Ley por la que “se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”.

Es el lenguaje de los derechos como excusa para mantener viva la herida. Y, a continuación, como se hace en el artículo 1, se anuncian las otras palabras mágicas: “suprimir elementos de división entre los ciudadanos, todo ello con el fin de fomentar la cohesión y solidaridad entre las diversas generaciones de españoles en torno …

Gobernar y oponer

En el Diccionario de la Lengua Española encontramos que gobernar es mandar, mientras que oponer vendría a ser la labor de la oposición. Gobernar y oponer son los dos ejes centrales de la acción política. Pero oponer no es antónimo de gobernar; es desobedecer. La oposición no desobedece, pero sí que se opone al Gobierno.

La política tiene, entre sus múltiples significados, el de la acción. Es la actuación del Gobierno, pero también, la de la oposición, que tienen en común, el poder.

Max Weber estableció la relación entre política y poder. “Política significará, … la aspiración a participar en el poder o a influir en la distribución del poder entre los distintos Estados, o, dentro de un mismo Estado, entre los distintos grupos de hombres que lo componen … Quien hace política aspira al poder; al poder como medio para la consecución de otros fines (idealistas o egoístas) o al poder “por el poder”, para gozar del sentimiento de prestigio que él confiere.”


La política como acción vendría a…

Dos retos, un imposible

El nuevo Gobierno de Sánchez se ha de enfrentar con dos retos muy importantes, el de la corrupción y el del secesionismo catalán. Las dificultades para su gestión pueden alcanzar lo imposible. La convocatoria de elecciones es, una vez más, la única solución.


España no es un Estado corrupto. No lo es, por mucho que se empeñen unos y otros. Y aún menos, mal que le pesen a otros tantos, que el PP sea el partido más corrupto del mundo o de Europa.

No hay un ranking de partidos corruptos. Es público y notorio que hay otros Estados en los que la corrupción es, incluso, cultural. Es el caso, por ejemplo, de Italia. Ha afectado y comprometido el desarrollo económico, pero también social y cultural. La presente situación política no está alejada de aquella circunstancia.

Lo que a nosotros nos escandaliza es, en otros, norma de vida. El grado de infestación de la corrupción lo ofrecen unas sencillas preguntas que se hacen en todos los estudios. ¿Ha pagado o tiene conocimiento de que se haya …

Tribunal Constitucional y buena regulación

El Título VI de la Ley 39/2015, de procedimiento administrativo común de las Administraciones públicas, está consagrado a la iniciativa legislativa y a la potestad para dictar reglamentos y otras disposiciones.

El artículo 127, el primero del título, identifica quién tiene la iniciativa tanto la legislativa como la de la aprobación de normas con rango de ley (decretos-leyes y decretos legislativos). El artículo 128 se dedica a la potestad reglamentaria (quién la ejerce y su régimen jurídico).

Son los artículos 129 y siguientes los que ocupan nuestro interés. Están dedicados a lo que se ha denominado como la buena regulación.

El artículo 129 enumera los “principios de buena regulación”. Los artículos 130, 131, 132 y 133 regulan distintas técnicas al servicio de aquellos principios: la evaluación normativa y adaptación de la legislación vigente a los principios (art. 130); la publicidad de las normas (art. 131); la planificación normativa (art. 132); y la participación de los ciudadan…

¿Cómo van a gobernar?

El éxito de la moción de censura de Sánchez, una vez confirmado el voto del grupo parlamentario PNV, crea un escenario político inédito en la Historia de España.

Un Gobierno apoyado por 84 diputados es inédito. Cuando la mayoría absoluta está situada en 176 diputados, nos encontramos con un Gobierno minoritario; muy minoritario.

A su vez, respaldado por un conglomerado de grupos que sólo tienen en común su rechazo, incluso, visceral, al Gobierno del Partido Popular y, en particular, al Presidente Rajoy.

Podrá ser presidente del Gobierno; podrá constituir un Gobierno, pero será imposible que pueda gobernar.

Estamos hablando de un Gobierno de una debilidad extrema. Entregado, por razones lógicas y políticas, a aquellos partidos que son los enemigos de España e, incluso, de la convivencia pacífica.

La moción de censura tiene dos elementos, según el artículo 113 Constitución. Por un lado, la censura al Gobierno por su gestión; y, por otro, la investidura de un nuevo presidente.

La c…

Moción instrumental

El registro de una moción de censura por el PSOE ha colocado en el centro del interés social y mediático a esta institución relevante de nuestra arquitectura constitucional.

Es uno de los mecanismos para “exigir la responsabilidad política del Gobierno” (art. 113.1 Constitución). Un mínimo de diputados, una décima parte, la puede “proponer”.

Es la resolución que adopta el pleno del Congreso por la que la mayoría absoluta de sus miembros “censura” al Gobierno e inviste a otro presidente, el incorporado a la propuesta.

Tiene un doble rostro: es, por un lado, el medio de exigencia de la responsabilidad del Gobierno y, por otro, el de investidura de un nuevo presidente.

En el Reglamento del Congreso, este doble rostro se despliega en fases o momentos distintos. Por un lado, un diputado desgranará las razones para exigir responsabilidad al Gobierno (saliente); y, por otro, el candidato propone al Congreso su investidura, exponiendo el programa del Gobierno que pretende formar.

La investidur…